X’Cambó: la tierra de sal

Un pequeño circuito que vale la pena visitar, es el que sigue la línea costera de la Península de Yucatán, partiendo desde el puerto de Progreso de Castro a Telchac Puerto. En la desviación al municipio de Dzemul, antes de llegar a Telchac, hay una carretera solitaria que lleva al sitio arqueológico de X’Cambó, que significa “Cocodrilo Celestial”, aunque también se le conoce como “Lugar donde se realizan trueques”. Ambos nombres son idóneos, ya que la ciudad maya está enclavada en una zona de manglar, hábitat de cocodrilos. También el nombre de “Lugar donde se realizan trueques” deja entrever su papel histórico, ya que se le considera como una de las ciudades más importantes de la costa yucateca por guardar estrecha influencia con las ciudades mayas de Tho’, hoy Mérida, y con Izamal. Su posición geográfica y abundante biodiversidad le permitió ser un importante centro de intercambio comercial desde el periodo Preclásico tardío (100 aC – 250 dC) al Clásico temprano (250 – 600 dC).

xcambo-flamingos

Antes de llegar a la desviación se puede contemplar, tierra adentro, un espeso follaje del manglar; no así del lado del mar, cuya vista es obstruida por kilómetros de casas veraniegas. Pero llegar hasta la desviación vale la pena, ya que tan pronto comienza uno a adentrarse en la carretera que lleva a Dzemul se pueden observar colonias de flamingos alimentándose en las charcas salineras o el manglar abierto. Algunos grupos levantan vuelo y atraviesan la carretera a baja altura para cambiar de zona de alimentación, por lo que este espectáculo natural ya es en sí una recompensa.

xcambo-flamingo-al-vuelo

A ambos lados de la carretera se observan charcas de un color rosado intenso; son las charcas salineras que caracterizan a la costa yucateca, desde la frontera con Campeche, en la Reserva de la Biósfera Ría Celestún, hasta la Reserva de la Biósfera Ría Lagartos, cercana a la frontera con Quintana Roo. Por cientos de años, la explotación de sal es aún activa y la yucateca es conocida como la sal rosada, debido a la presencia del minúsculo crustáceo artemia salina, fuente de alimento del flamingo rosa y que le da a esta ave su característico color rosado.

salinas-activas-xcambo

detalle-escultura-sal

La acumulación de la sal es intrigante: visto de lejos parece nieve, pero con más detalle, se observa el brillo de estos cristales minerales. Muy pocas veces se verá a los recolectores de sal trabajando, ya que la actividad da inicio desde la madrugada y termina en las primeras horas de la mañana, esto para evitar el candente sol. Aunque hoy en día la sal común pareciera no tener mucho valor, ha sido una base económica para incontables civilizaciones por milenios. Para la cultura maya no ha sido la excepción, de ahí que se han encontrado vestigios de cerámica proveniente de otros civilizaciones, como la de Guatemala, lo que indica la importancia del valor de este mineral.

detalle-sal

Algunos animales pequeños que no pueden sobrevivir a las características del ambiente se conservan casi intactos, pero no es común hallarlos.

detalle-crustaceo

Más adelante se encuentra la entrada al sitio arqueológico de X’Cambó. A pesar de no tener una amplia difusión, vale la pena llegar hasta aquí, entre otras razones, por un par de interesantes mascarones de estuco, sobrevivientes mudos de una elaborada fachada que alguna vez ostentaron las edificaciones mayas. Prácticamente todas las estructuras prehispánicas lucen paredes deterioradas por el tiempo, pero en su momento estaban recubiertas por una capa de estuco pintado con vivos colores y figuras de dioses. Con el tiempo, las capas desaparecieron y con ellas los colores vivos y las figuras elaboradas, así que observar una que otra en los edificios actuales es una invitación a la imaginación para tratar de recrear en nuestra mente el cómo lucían en sus mejores tiempos.

xcambo-detalle-mascaron

Otros elementos interesantes que se pueden hallar en la zona son los pozos de agua dulce distribuidos en varios puntos, la pirámide principal y la iglesia moderna, construida en la explanada principal y que es centro de peregrinación para la fiesta religiosa de la virgen; también se puede apreciar la existencia de un sac bé, o camino blanco, que une a la zona entre los diferentes grupos de edificios distribuidos en un perímetro bastante considerable.

xcambo-pozo-de-agua

xcambo-capilla

Este lugar merece un poco más de difusión, ya que no hay un museo ni abundante información que indique su papel preponderante en la región; otros sitios arqueológicos cuentan con mapas, infogramas o unos guías que ayudan al visitante a conocer la historia del lugar, no obstante, vale la pena visitarlo en un fin de semana y al término del día, caminar por el malecón de Progreso cuando esté atardeciendo.

xcambo-detalle-cruz