Bienvenidos

La Península de Yucatán tiene una gran diversidad de atractivos a lo largo y ancho de su extensión territorial. Prácticamente rodeada por mar (el Golfo de México y el Mar Caribe), su diversidad no solo se extiende al mundo natural, sino también a su legado gastronómico e histórico. Cada centímetro de este fragmento mexicano aguarda sorpresas para quien decida salir de su cómoda burbuja. Aventurarse vale la pena.

Explorar la Península de Yucatán no tiene límites. Aunque sean tres estados colindantes (Campeche, Yucatán y Quintana Roo), cada uno guarda una relación histórica entre sí y al mismo tiempo cada estado tiene su propia historia. La cultura maya, elemento de identidad en toda la región, tiene sus propios toques distintivos en los municipios de esta Península, de tal forma que los habitantes del sur de Campeche no son iguales a los del norte de Yucatán y, al mismo tiempo, los mayas del centro de la Península tienen sus diferencias culturales con los mayas de Quintana Roo. Pueden ser diferencias sutiles pero existen, y sin embargo el legado cultural de todos los mayas es el mismo.

Muchos municipios quedan de paso entre una gran ciudad y otra. Las modernas carreteras que se han construido y se siguen trazando buscan evitar la entrada a tantas comunidades intermedias para que los trayectos sean rápidos para la movilidad del comercio y de las personas. El tiempo que se hacía apenas unos veinte años atrás entre Mérida y Campeche o Mérida y Cancún, por ejemplo, prácticamente se ha reducido a la mitad gracias a estos modernos “sak beh”, pero en cambio las comunidades intermedias pareciera ser que dejaron de existir. Desviarse aunque sea un cuarto de hora para visitar su iglesia, el palacio municipal o la histórica pirámide que quedó en el centro del pueblo, es devolverle a estas comunidades un poco de atención en este siglo tan ajetreado. No está de más explorar estas comunidades y dejarse consentir por la calidez de sus humildes habitantes.

Muchos de estos pueblos pueden parecerse entre sí; quizás en la Península de Yucatán no hayan montañas ni ríos, o lagos y planicies, pero de que hay sorpresas, las hay… sólo hay que desviarse del camino y bajarse del auto para explorar un poco.

4 Comments on "Bienvenidos"

  1. super interesantes las fotos espero que publiques mas

  2. Excelente, gracias por compartir parte de nuestra historia que desconocemos e ignoramos. Muy buena narrativa y buenísimas fotografías.

  3. Muy interesante no puedo dejar de leer las historias, me encanta saber más de mi lindo yucatan.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*